Students with the Cambridge qualifications enrolled immediately … at a rate of almost 75%, compared with the US national rate of 68%

Se demostró que las titulaciones Cambridge son un buen modo para prepararse para estudios universitarios en Estados Unidos

En Estados Unidos, entrar a la universidad es algo notoriamente competitivo. Y, dado que la competencia por obtener una vacante se está tornando cada vez más internacional, algunas de las instituciones conocidas por ser las de requisitos de admisión más exigentes aceptan solo al 5 % de quienes aplican.

Además, el hecho de ser admitidos es solo el comienzo. Las cifras del Departamento de Educación de Estados Unidos sugieren que cerca del 80 % de los estadounidenses se inscribe en la universidad en algún momento de su vida, pero solo la mitad de ellos se gradúa con un título de cuatro años.

Teniendo en cuenta estos factores, ¿cómo es que las titulaciones de la escuela secundaria pueden ser una ventaja en lo que respecta a las chances que un alumno tiene de ser admitido y triunfar en la universidad?

Durante los últimos siete años, he llevado a cabo varias investigaciones para evaluar los resultados universitarios de aquellos estudiantes que durante la escuela secundaria obtuvieron titulaciones Cambridge. Junto con mis colegas, y teniendo en cuenta factores tanto cuantitativos como cualitativos, he investigado si los cursos de Cambridge ayudan a alcanzar mejores resultados que otros programas.

Las titulaciones Cambridge International son una opción cada vez más popular para las escuelas de Estados Unidos. Junto a los programas del Bachillerato Internacional (IB) y el Advanced Placement (AP) de Estados Unidos, somos uno de varios proveedores de planes y evaluaciones.

Hoy en día, al trabajar con más de 400 centros educativos, ofrecemos tanto programas Cambridge International AS y A Levels como un programa completo “acelerado”, el diploma Cambridge Advanced International Certificate of Education (AICE [i]) (una combinación de AS y A Levels).

Lo primero a considerar fue si las titulaciones Cambridge ayudaban a los alumnos en su proceso de admisión, y la respuesta fue un rotundo sí. Los datos obtenidos por la National Student Clearinghouse, sobre 3600 institutos y universidades, demostraron que aquellos con titulaciones Cambridge se inscribían de inmediato (es decir, para el mes de diciembre inmediatamente posterior a haber completado la escuela secundaria) y con una tasa de más del 75 %, mientras que la tasa nacional de Estados Unidos es del 68 %.

Logros del primer año

Luego preguntamos: ¿es real que los alumnos de Cambridge obtienen mejores resultados durante su primer año de universidad que otros estudiantes (según los promedios generales o el GPA)?

Nuestra investigación, que se basó en datos obtenidos de más de 8.500 alumnos de la Florida State University, indica que sí: aquellos alumnos que han hecho el programa acelerado de Cambridge obtienen un mejor GPA durante el primer año que aquellos que cursaron el programa de IB y que aquellos que no se inscribieron en ningún programa acelerado (tras tener en cuenta puntajes del SAT, género y raza).

No hubo grandes diferencias en los GPA de aquellos alumnos de Cambridge y aquellos que habían rendido los AP. Sin embargo, dado que los programas de Cambridge son relativamente nuevos en Estados Unidos, mientras que los IB y los AP llevan mucho más tiempo conformando el paisaje educativo estadounidense, es de notar que Cambridge esté teniendo tal impacto en la vida de los estudiantes.

Permanecer

Por ahora, todo bien. Pero sabemos que el hecho de que a uno le vaya bien en la universidad significa mucho más que tan solo tener un GPA ‘estrella’ durante el primer año de la carrera. Es por esto que también observamos si el poseer titulaciones Cambridge mejoraba las chances de que un estudiante permaneciera en la universidad.

Descubrimos que, cuantos más créditos obtenían los alumnos en programas de aprendizaje acelerado durante la escuela secundaria, menos probable era que abandonaran la carrera universitaria. Aquellos estudiantes que obtenían el mismo número de créditos por programas de Cambridge y AP tenían las mismas chances de permanecer en la carrera escogida. Sin embargo, los alumnos de Cambridge tenían más chances de continuar los estudios que los estudiantes con IB.

Otra fase de nuestra investigación dentro de la Florida State University exploró la relación entre los programas de aprendizaje acelerado y el hecho de inscribirse en los programas de Directed Individual Studies (esta investigación se hizo con respaldo y orientación) o en el programa de honores de la universidad (una colección de cursos que permite a los estudiantes explorar las disciplinas en mayor profundidad).

Descubrimos que la probabilidad de que los alumnos elijan programas de Directed Individual Studies y se inscriban en programas de honores aumenta según el número de horas crédito que obtienen a través de los programas Cambridge, IB y AP. En otras palabras, cuantos más estudios preuniversitarios ha cursado un alumno, mayor es la probabilidad de que se meta de lleno en sus estudios universitarios.

Graduarse en tiempo y forma

El conjunto aún mayor de datos del National Student Clearinghouse confirma que es más probable que se gradúen los estudiantes con titulaciones Cambridge que aquellos con otras titulaciones. Pero hay más: también es más probable que los alumnos de Cambridge completen sus estudios en tiempo y forma. El sesenta por ciento de los alumnos de Cambridge se gradúa dentro del plazo de cuatro años, en comparación con el 55 % de los alumnos de programas AP y el 46 % de los estudiantes estadounidenses.

Cambridge alista para la universidad

Hemos entrevistado a docentes y alumnos de cinco escuelas secundarias de los estados de Florida y Virginia, además de a docentes y alumnos de la Florida State University y la University of Minnesota. Dijeron que los cursos de Cambridge fomentan buenos hábitos de estudio, motivan y brindan satisfacción a los estudiantes, y los preparan para los programas de estudios postsecundarios, en especial para la universidad. En resumen, Cambridge alista a los alumnos para la universidad.

Las titulaciones Cambridge van más allá del hecho de enseñar competencias como la toma de apuntes, la escritura de ensayos y el poder hablar en público, sino que apuntan a enseñar estrategias para sobrellevar mayores cargas de trabajo y tareas de investigación independiente.

Si bien a algunos les costó, sintieron que Cambridge los ayudó a tratar de superarse a sí mismos: a ‘hacer lo mejor que puedo’. Esto en general trajo aparejado que, a estos alumnos, las primeras tareas de la carrera se les hicieran bastante fáciles.

Los alumnos de Cambridge también valoraron las competencias de pensamiento crítico que el programa les ayudó a desarrollar, así como la habilidad de trabajar de manera independiente. Crucialmente, aprendieron un poco sobre manejo de tiempos, y sobre cómo lidiar mejor con el estrés. En palabras de un alumno: ‘Cambridge es una versión minúscula de la universidad’.

Próximos pasos

A medida que nuestras titulaciones crecen en popularidad en Estados Unidos, seguiremos monitoreando cómo se desenvuelven los alumnos de Cambridge en la universidad a fin de asegurar que les estamos brindando la mejor educación posible para prepararlos para dicha etapa, y también para lo que viene después.


[i] En los últimos años, la popularidad de los programas acelerados, como el AICE, ha ido creciendo en Estados Unidos. Pueden variar entre asignaturas adheridas al programa de estudios regular de cierto alumno, o tratarse de programas más completos que apuntan a desarrollar habilidades de pensamiento de las más altas órdenes y un profundo conocimiento de las asignaturas.

Lectura complementaria

Shaw, S. D. & Bailey, C. (2011). Success in the US: are Cambridge International Assessments good preparation for university study? Journal of College Admission, Nro. 213, págs. 6-16, (otoño 2011).

Shaw, S. D. (2011). Investigating the impact of Cambridge International Assessments on US stakeholders: student and teacher perceptions. College and University: Educating the Modern Higher Education Administration Professional, Vol. 87, Nro. 2, págs.12-23, (otoño 2011).

Shaw, S. D. & Bailey, C. (2011). An American university case study approach to predictive validity: Exploring the issues. Research Matters, Issue 12, págs. 18-26, (junio 2011).

Shaw, S. D., Warren, J. & Gill, T. (2014). Assessing the impact of the Cambridge international acceleration program on US university determinants of success: a multi-level modelling approach. College and University Educating the Modern Higher Education Administration Professional. Vol. 89, Nro. 4, (verano 2014).

Shaw, S. D. & Werno, A. W. (2016). Preparing for college success: exploring the impact of the high school Cambridge acceleration program on US university students. College and University: Educating the Modern Higher Education Administration Professional, Vol. 91, Nro. 4.

Vidal Rodeiro, C., Crawford, C. & Shaw, S. D. (2017). From ‘AICE’-ing the test to earning the degree: enrollment and graduation patterns among students with the Cambridge Advanced International Certificate of Education (AICE) Diploma. College and University: Educating the Modern Higher Education Administration Professional, Vol. 92, Nro. 4, págs. 12-23, (otoño 2017).

Shaw, S. D. & Vidal Rodeiro, C. (2019). The value of predictive validity studies and the need for ‘fit-for-purpose’ data to inform postsecondary admissions policies and decision-making in the United States. Strategic Enrollment Management Quarterly: Advancing research in enrollment and student success. AACRAO. Volumen 6, Nro. 4, págs. 23-39, (otoño 2018).

Share this

Leave a comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related posts